Preacher

Exchange

Cuerpo y Sangre

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

Home
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Palabras para Domingo

Cuerpo y Sangre de Jesús 2018

Éxodo 24: 3-8

Hebreos 9: 11-15

Marcos 14: 12-16, 22-26


 

Sabemos que el acto de comer con familiares y amigos es un acto profundamente humano.  Entramos en una solidaridad con los que se sienten alrededor de la mesa.  No es solamente una manera de mantener la salud, sino de enriquecer el espíritu.  Compartimos los dones de la tierra, y en mismo tiempo, los dones de nuestra persona.  Durante una comida, contamos relatos de nuestra vida, comentamos los eventos del día, y compartimos los sentimientos de nuestro corazón.  Por eso, casi no hay manera de celebrar algo importante sin una comida.  Entonces, no es una sorpresa de que Jesús había iniciado la Eucaristía durante una comida. 

 

Uno de los aspectos bellos de la Eucaristía es que Jesús utilizó los elementos de la vida diaria para darnos acceso a su persona.  El tomó pan, lo bendijo, y lo dio a sus discípulos en un rito que era familiar y una parte integral de su religión.  Seguro que lo había hecho muchas veces en las celebraciones judías.  Pero en la noche de la Ultima Cena, este rito se convirtió en un sacramento de vida.  Por sus propias palabras, este pan se convirtió en su cuerpo que sería después  roto y resucitado.  Desde este momento los que se reunía alrededor de su mesa para compartir este pan serian unidos no solamente con El, sino con los demás. 

 

Es un poco más difícil para nosotros hoy en día entender el significado de la sangre.  Mayormente tenemos miedo a la sangre, sabiendo las posibilidades de enfermedad transmitida por este líquido.  Pero la sangre se entiende también como la fuerza de vida.  Sabemos que muchas viadas son salvadas por una transfusión de sangre.  Cuando hablamos de la sangre de Cristo, es con esta idea de fuerza  de vida. 

 

En la celebración de la misa, nosotros comemos el cuerpo y la sangre de  Jesus.  Alrededor de la mesa del altar, entramos en este rito sagrado, proclamando nuestra fe en la presencia del Señor Resucitado.    Venimos como la familia de Dios, comiendo en la misma mesa.  Compartimos la misma comida porque compartimos la misma naturaleza de hijos e hijas de Dios.  Comemos juntos porque nuestra existencia como familia de Dios depende del pan y vino que recibimos.

 

El mismo acto de sentarnos en la misma mesa indica un nivel de confianza en los demás.  Reconocemos que Dios nos quiere todos, que no hay competición entre nosotros por la atención de Dios.  Reconocemos que Dios nos sostiene a todos, porque nadie es capaz de vivir solo.  Reconocemos que Dios está en medio de nosotros, no porque somos dignos, sino porque Dios nos ama.  Reconocemos que estamos en la mesa a la invitación de Dios, no por nuestra iniciativa. 

 

Recibir el cuerpo y la sangre de Jesús no es solamente un privilegio.  Es también un compromiso de vivir según la voluntad de Dios.  La Eucaristía es un don que se da a la comunidad, y tenemos que vivir como miembro responsable de esta comunidad.  Tenemos que tratar a cada uno con respeto y honor.  Somos parte de una comunidad que tiene la obligación de vivir reconociendo la presencia de Cristo en todas sus manifestaciones.  Comer el pan y beber la sangre de Jesús es entrar en la mente de Dios y tratar a cada uno como refleto de su hijo Jesús.

 

Dentro de poco, aquí en la misa, vamos a tomar el pan que será transformado en el Cuerpo de Jesús y vamos a beber de la copa de su Sangre.  Que reconozcamos la misericordia inmensa de nuestro Dios y que le demos gracias. 

 


Sr. Kathleen Maire -  kathleenemaire@gmail.com


 

Palabras para Domingo Archivo
Natividad San Juan UNDÉCIMO DOMINGO 10 DOMINGO Cuerpo y Sangre TRINIDAD 2018 PENTECOSTÉS


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2018Dominican Friars

  Free Web Hit Counter