Preacher

Exchange

31 DOMINGO

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Palabras para Domingo

31ª Semana del Tiempo Ordinario

Malaquías 1: 14- 2, 8-10

Tesalonicenses 2; 7-9. 13

Mateo 23: 1-12


 

“Señor y Dios mío, ten misericordia de mí, pecador”

 

Las lecturas de hoy hablan directamente a los líderes de la religión judía, que incluyen los años durante el profeta Malaquías al igual que el de Jesús.  El énfasis principal de las lecturas es la humildad y sinceridad cuando uno tiene una posición de autoridad.  Vemos por ejemplo que en el Evangelio, Jesús dice a sus discípulos que ellos deben seguir las enseñanzas de los escribas y fariseos, pero no de imitar sus obras malvadas.  Para estos lideres, la motivación era la de recibir respeto y admiración por parte de la gente, y no de mostrar la compasión y misericordia de un Dios bondadoso. 

 

Aún bien, las lecturas de hoy no son solamente para los líderes de la religión.  Podemos decir que cada uno de nosotros tiene un puesto de responsabilidad en cuanto a la religión se trata.  Es cierto que por medio de nuestro ejemplo, que los demás pueden llegar a conocer a Dios.  Es por eso que debemos enseñar con nuestro ejemplo, que Dios quiere el bien para todos; que Dios es paciente y misericordioso; y que Dios perdona a los pecadores, de esta manera, predicamos con nuestro ejemplo y sin utilizar menos las palabras.  Aún más, si nuestra vida diaria incluye visitas a los enfermos; un respeto y bondad por los abandonados; y ofrecemos apoyo a los que sufren necesidad, de esta manera la gente podrá ver la cara de Dios.  Por lo tanto, si nuestra manera de ser expresa alegría y esperanza, estaremos revelando la voluntad de Dios en nuestra comunidad.

 

En la segunda lectura a los Tesalonicenses, San Pablo nos muestra una imagen de un buen líder: “Cuando estuvimos entre ustedes, los tratamos con la misma ternura con la que una madre estrecha en su regazo a sus pequeños.”  En esta sociedad patriarcal, era raro que un hombre usara esta imagen femenina para expresar su preocupación por la gente.  Sin embargo, san Pablo sabía que esta imagen podría llegar a revelar el mensaje de Jesús.  Él la utiliza como una expresión alcansable que deben tener todos los encargados de la palabra de Dios. 

 

Debemos recordar también que los líderes de la Iglesia, sacerdotes y laicos, deben actuar con humildad.  Deben ser siempre servidores de la gente, prestando su servicio con amor por el reino de Dios.  No deben buscar puestos de honor ni regalos por su servicio.  Nunca deben buscar privilegios especiales, sino el de identificarse como hermanos y hermanas de los que están caminando en la luz de Cristo.  Su visión no debe ser jerárquica, sino de solidaridad con los demás. 

 

Por otra parte, el Santo Padre, el Papa Francisco nos recuerda del aspecto del servicio, como puente para mostrar a los demás el rostro de Dios.  Todos nosotros, por nuestro bautizo, tenemos la gracia que viene de Jesús: la gracia de la alegría, la gracia de la magnanimidad, y la gracia de la generosidad.   Según el Santo Padre, los hipócritas no conocen lo que es la alegría porque ellos solo buscan su interés propio y no la de los demás.  El Papa concluye diciendo que todos nosotros debemos practicar mas seguido la oración del publicano en el Templo: “Señor y Dios mío, ten misericordia de mí, pecador.” 

 



Sr. Kathleen Maire

kmaire@verizon.net



Palabras para Domingo Archivo
ADVIENTO 3 ADVIENTO 2 ADVIENTO 1 33 DOMINGO 32 DOMINGO 31 DOMINGO


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2017Dominican Friars


Web Hits Liturgical Year B