Preacher

Exchange

Homilías Dominicales

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Homilías Dominicales Archivo

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías DOMINICALES

Queridos lectores:

Un amigo me dijo hoy algo como: “¡Qué bueno que no hay mucho tiempo este Adviento para comprar regalos! Ya podemos concentrarnos en el significado correcto de este gran tiempo”.  Tiene razón. Me parece Adviento como la vida del cristiano en miniatura.  Siempre estamos esperando el regreso del Señor Jesús, pero en este tiempo nos fijamos particularmente en ello. Ojalá que la explicación de Adviento que se presenta aquí haciendo hincapié en las tres figuras primordiales les estimule a ustedes.  Que Dios les ayude ser ambos creativos y conservadores en su presentación de las celebraciones venideras.

 

En Cristo, el Señor,

Fr. Carmelo, O.P.


 

El Tercer Domingo de Adviento, 17 de diciembre de 2017

 

(Isaías 61:1-2.10-11; I Tesalonicenses 5:16-24; Juan 1:6-8.19-28)

 

Hoy, el tercer domingo de Adviento, tiene nombre propio.  Se llama Gaudate de una palabra latín que significa alégrense.  Se puede encontrar el tema de alegría en ambas la oración colecta al principio de la misa y la segunda lectura.  Se dice que deberíamos alegrarnos porque la espera para la Navidad ya es medio terminada.  Pero, más profundamente, la alegría es un planteamiento básico del cristiano.  Pues el Señor Jesús, que conquistó el pecado y la muerte, nos prometió que vendría para premiarnos por los actos de caridad.  Ya lo esperamos con confianza alegre.

 

Durante Adviento podemos apuntar a tres figuras que caracterizan el tiempo.  Primero hay el profeta Isaías cuyo libro domina las lecturas del Antiguo Testamento por estas cuatro semanas.  Entonces la Virgen María hace un gran papel.  No sólo celebramos dos fiestas de ella durante Adviento sino también la encontramos en una manera particular en las misas los días antes de la Navidad.  Finalmente, Juan el Bautista ronda como un pregonero anunciando el tema del tiempo. Vale la pena explicar más a estos tres personajes con atención al valor particular de este tiempo que cada uno nos imparte.

 

El libro del profeta Isaías contiene las obras de al menos tres personas.  La primera profetizó en Jerusalén siete siglos antes de Cristo.  Previó la gran paz al final de los tiempos cuando todas las naciones “de las espadas forjarán arados y de las lanzas podaderas”. La segundo, llamado “Deutero-Isaías” escribió desde Babilonia donde se exiliaron muchos judíos en el sexto siglo antes de Cristo.  Como escuchamos el domingo pasado Dios le mandó que consolara a su pueblo esperando el regreso a Jerusalén.  El último profeta Isaías, o “Tercer Isaías”, podría haber sido un grupo que animó al pueblo en los días difíciles después de su regreso.  Hemos escuchado sus palabras en la primera lectura hoy: “El espíritu del Señor… me ha enviado para anunciar la buena nueva a los pobres…”  Los Isaías nos despiertan la esperanza.  Nos aseguran que los fieles no van a ser desilusionados una vez que venga el Mesías.

 

Siempre en la primera parte de Adviento celebramos las fiestas de la Inmaculada Concepción de María y de Nuestra Señora de Guadalupe.  La primera celebración nos sugiere la necesidad del Mesías que esperamos.  Pues la concepción inmaculada de María fue un evento singular en la historia.  Todos los demás seres humanos hemos vivido bajo del peso de pecado, excepto a Jesús por supuesto.  La Virgen de Guadalupe simboliza el socorro particular de Dios a los marginados. Su presencia en el cerro Tepeyac indica que nadie va a quedarse fuera del Reino simplemente porque es pobre o indígena o lastimado.  Como María espera dar a luz a Jesús, ella comparte con nosotros toda la alegría de una joven encinta con su primer hijo.

 

Juan sirve un papal doble.  En primer lugar, es el gran profeta del desierto llamando a la gente al arrepentimiento.  Hay testimonio de él no sólo en los evangelios cristianos sino también en otros documentos del tiempo. Sin embargo, cuando examinamos sus palabras, se presenta a sí mismo como humilde, al menos en comparación con el Mesías a quien anuncia como cerca.  Dice en el evangelio hoy: “…viene detrás de mí, (uno) a quien yo no soy digno de desatarle las correas de sus sandalias”.  Por su servicio y por su humildad Juan nos enseña el modo propio para esperar a Jesús.

 

Este año el tiempo de Adviento es el más corto posible.  Tenemos sólo tres semanas y un día para prepararnos a recibir a Jesús.  Sin embargo, no es la cantidad de tiempo que valga tanto como la calidad de nuestra espera.  Si miramos la venida de Jesús con la esperanza que va a aliviarnos del pecado y la muerte, si mantenemos la alegría de ser hijas e hijos de Dios venga lo que venga, y si servimos a los necesitados en la solidaridad, entonces estaremos bien.  Podremos acogernos a Jesús con brazos abiertos.  Y él nos llenará con la vida eterna.

 

"Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>

 



http://www.preacherexchange.com

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

Semana 1 "Sr Kathleen Maire OSF" <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "Ángel F. Méndez Montoya, OP" <mendezaf@hotmail.com>

Semana 3 "Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4 Achivos

Semana 5 Achivos

--------------------------------------------------------------

Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>

Homiliasdomilicas@lists.opsouth.org

http://lists.opsouth.org/mailman/listinfo/homiliasdomilicas


 

Homilías Dominicales Archivo


ADVIENTO 3 ADVIENTO 2 ADVIENTO 1 CRISTO REY 33 DOMINGO 32 DOMINGO


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2017Dominican Friars


Web Hits Liturgical Year B