Preacher

Exchange

Palabras para Domingo

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Palabras para Domingo

12.17.17

Isaías 61: 1-2, 10-11

1 Tesalonicenses 5: 16-24

Juan 1: 6-8, 19-28

 


Mucha gente considera la lectura del profeta Isaías que leemos hoy como un mensaje de belleza y de consuelo.  El profeta Isaías estaba escribiendo a un pueblo que se quedó desilusionado después del regreso del exilio.  Él quiso animar y consolar al pueblo, dándoles esperanza que Dios es fiel y les está acompañando a pesar de las dificultades.  El insiste que la fuente de la alegría es la acción continua de Dios en favor de su pueblo.  Isaías concluye con estas lindas palabras: “Así como la tierra echa sus brotes y el jardín hace germinar lo sembrado en el, así el Señor hará brotar la justicia y la alabanza ante todas las naciones”.                        

 

 Además, tenemos el mensaje de san Pablo que nos dice, “Vivan siempre alegres”, otras palabras de consuelo.  Es por eso que la Iglesia nombra al tercer domingo de Adviento, domingo de alegría.  Es una alegría que no depende de la suerte ni de la condición económica, sino del amor infinito de Dios. 

 

Otro tema que encontramos en las lecturas de hoy es el de testigo.  San Juan anuncia claramente: “Hubo un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan.  Este vino como testigo, para dar testimonio de la luz”.  Juan el Bautista entró al mundo para dar testimonio de Jesús.  Nunca buscó fama de Mesías; más bien aceptó su papel de profeta, insistiendo que él era simplemente la voz que grita en el desierto.  Juan pasó su vida dando testimonio de Jesús, y al final dio su vida por esta vocación. 

 

Juan el Bautista sirve como ejemplo para nosotros.  Una manera de describir la vocación del cristiano es con la palabra “testigo”.  Por el bautismo, estamos llamados a anunciar con voz fuerte y así profesar nuestra fe en Dios y en Jesús.  Durante este tiempo de Adviento, tenemos la responsabilidad de proclamar a Dios que viene compartiendo nuestra naturaleza, experimentando las penas y alegrías de la vida humana, viviendo en la esperanza del reino de justicia, y prometiendo que estará siempre con nosotros. 

 

El Evangelio de San Juan es un relato de testimonio de lo que han oído y visto los primeros cristianos.  Los enfermos dan testimonio de su curación por el poder de Dios.  La mujer Samaritana da testimonio de la persona de Jesús.  Los ciegos dan testimonio de su nueva visión de la presencia de Dios.  Los pobres dan testimonio del mensaje de amor que Dios les extiende.  Los pecadores dan testimonio del perdón de Dios.  Los apóstoles dan testimonio del poder que Jesús comparte con ellos.  Y después de la Resurrección, los discípulos dan testimonio de la presencia viva de Jesús.      

 

Entonces, nos quedamos con la pregunta: “¿Como podemos dar testimonio de la llegada del reino de Dios”?   Como Juan el Bautista, podemos anunciar que Dios está cerca y que debemos estar listos para recibirlo.  Y como muchos testigos que encontramos en el Evangelio, podemos dar testimonio de la presencia de Dios en nuestra vida, en todas sus manifestaciones.   Podemos reconocer la belleza de la naturaleza y los adornos de esta temporada del año; podemos cantar con alegría las promesas que Dios hace de acompañarnos en cualquier dificultad de la vida; y podemos reconocer la bondad de las personas que nos rodean.  Esta semana podemos dar testimonio usando las palabras de san Pablo: “Vivan siempre alegres, oren sin cesar, den gracia en toda ocasión, pues esto es lo que Dios quiere de ustedes en Cristo Jesús.”   

 



Sr. Kathleen Maire

kmaire@verizon.net



Palabras para Domingo Archivo
ADVIENTO 3 ADVIENTO 2 ADVIENTO 1 33 DOMINGO 32 DOMINGO 31 DOMINGO


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2017Dominican Friars


Web Hits Liturgical Year B