Preacher

Exchange

Palabras para Domingo

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

Home
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Palabras para Domingo

Natividad de San Juan Bautista

Isaías 49:1-6 

Hechos 13: 22-26  

Lucas 1: 57-66, 80


 

Hoy la Iglesia nos invita a meditar en el nacimiento de Juan Bautista, y el drama de nombrarle de tal manera según la voluntad de Dios.  Un nacimiento siempre tiene el aspecto de un fin y un comienzo.  Para el niño, es el fin del mundo estrecho y seguro en el vientre de su madre.  A la misma ves, es un comienzo de una vida llena de posibilidades.  Es también un comienzo de una nueva etapa de vida para los padres.  Tendrán que cambiar su rutina y adjustar su vida según las necesidades del niño. 

 

El nacimiento de Juan el Bautista tiene una dinámica en particular, y aun más.  No es solamente la historia de un nacimiento de un niño, pero también el nacimiento de un nuevo mundo para la humanidad.   Con este nacimiento, tenemos los primeros detalles de una luz que se convertirá en la Luz del Mundo, Cristo Jesús.   La venida de Cristo al mundo significará que el viejo mundo del pecado y la muerte ha llegado a su fin y el nuevo mundo de gracia y misericordia ha comenzado.  Juan será quien nos hará saber que Dios ha venido a nuestro mundo en Cristo y que las promesas de salvación ahora se cumplen.

 

El desafío para nosotros hoy es creer en esta revelación y parar de vivir como si el mundo de pecado y muerte es la única verdad.  Las Escrituras nos dicen que no lo es.  En cambio, Jesús nos ha dado nuevas posibilidades, más allá del miedo, de la ansiedad y de la vergüenza; más allá de la ira, el odio y la envidia. Ahora podemos vivir nuestras vidas a la luz de la gracia y la misericordia.

 

La fiesta de hoy nos da la oportunidad de pensar en el sentido de la palabra "profeta".  Como vemos en la vida de Juan Bautista, un profeta es aquel que proclama la presencia de Dios en medio de nosotros. Un profeta reconoce la presencia de lo santo y llama a otros a aceptar y responder a la invitación de unirse a lo sagrado. Un profeta es alguien que se encuentra fuera de la forma ordinaria de ver la vida, que tiene la perspectiva de distancia de la rutina de la vida cotidiana y que llama a los demás a calmar su mente para permitir que la palabra de Dios penetre en su corazón.  Un profeta no tiene visiones, no escucha voces de los cielos, no recibe revelaciones extraordinarias en sueños.   Es más bien alguien que medita la palabra de Dios y que deja un espacio en su mente para que crezca su sentido. 

 

Es interesante que Juan no había estudiado con los maestros de la Ley, no había pasado años en el Templo entre los sabios, no había recibido una educación como la de los fariseos.   Sin embargo, tuvo la sabiduría de reconocer a Jesús y de anunciar que el Reino de Dios estaba cerca.  Por más extraña que era su manera de vivir, el atraía mucha gente y les llevó al arrepentimiento. 

 

Todos somos llamados a la vocación de ser profeta en nuestro tiempo.  No un profeta como Juan Bautista en el desierto, sino un profeta que vive entre familia y vecinos.  No necesitamos años de estudio entre sabios, pero si necesitamos tiempo en silencio, meditando la palabra de Dios y aplicándola a las situaciones de nuestro tiempo.  A veces pasamos mucho tiempo repitiendo las palabras de otros sin darles tiempo para penetrar nuestro corazón.  La invitación que Dios nos da hoy es de quedarnos en silencio, abriéndonos al espíritu Santo, y pidiendo la gracia de anunciar por nuestra vida que el reino de Dios está cerca. 

 


Sr. Kathleen Maire -  kathleenemaire@gmail.com


 

Palabras para Domingo Archivo
Natividad San Juan UNDÉCIMO DOMINGO 10 DOMINGO Cuerpo y Sangre TRINIDAD 2018 PENTECOSTÉS


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2018Dominican Friars

  Free Web Hit Counter